Cómo es un Pastor Alemán

El Pastor Alemán es una de las razas de perro más conocidas en el mundo. Como bien podemos ver en su nombre, el Pastor Alemán es originario de Alemania. Esta mascota es excelente si está bien educada, ya que suele seguir muy bien las órdenes de sus amos. Este perro es perfecto para la gente que pueda tener un perro de este tamaño, ya que es una animal grande que necesita grandes espacios para correr y gastar sus energías.

Es un perro muy robusto y flexible, es musculoso y tiene unas potentes mandíbulas que pueden generar una fuerza de 220 kg. Existen muchas variantes con respecto al color de los pastores alemanes, color café, negro, rojizos. Es un perro ideal de compañía, muy bueno con los niños pero siempre se tiene que ir con cuidado debido a su gran tamaño.

El Pastor Alemán es de las razas con más problemas genéticos debido a su cría irresponsable. Como es habitual en perros de tamaño grande, suelen sufrir de displasia de cadera. Otro problema de salud que a veces se presenta en esta raza, es la Enfermedad de Von Willebrand.

Descripción:

  • El Pastor Alemán es un perro rectangular con caída; es un perro más largo que alto y la espalda cae hacia la parte posterior del perro, opuesta a ser horizontal.
  • La cabeza es ancha en la parte superior, entre las orejas.
  • Las orejas son de tamaño medio. Las mantiene paradas y levantadas.
  • El pelo tiene dos mantos. El manto superior no es muy corto mientras que el manto interior es denso.
  • La cola es larga con mucho pelo, por lo general la mantiene caída.
  • La altura del pastor alemán, es desde los hombros al suelo de unos 63 cm en los machos y de unos 58 cm en las hembras.

El peso de los machos suele estar entre los 34 a 38 Kg, mientras que las hembras pesan unos 27 a 32 Kg.

Publicaciones relacionadas

Sin Comentarios

Los comentarios están cerrados.