Uno de los problemas que más enfrentan los dueños de canes es el carácter glotón de estas mascotas, que son capaces de comer su comida, robar la comida de otros animales, hurgar en nuestra basura o en los contenedores de la calle e incluso meterse en nuestro plato cuando estamos distraídos. Corregir este comportamiento requiere de paciencia de nuestra parte.

Muchas personas piensan que su perro roba comida porque no lo alimentan bien, pero si tu animal está comiendo la cantidad adecuada para su edad y actividad no debes preocuparte por esto. Toma en cuenta que son animales muy glotones a los que les encanta comer y siempre estarán dispuestos a probar algo nuevo y diferente al pienso

Desde cachorros debemos acostumbrarlos a comer siempre de su bol y a alimentarse solo con pienso y galletas especiales para perros. Si le das de tu comida de vez en cuando o eres de los que le arroja al perro algo de lo que está cocinando, lógicamente el animal desarrollará gusto por estos alimentos y te pedirá cada vez que te vea comiendo

¿Qué hacer si ya es tarde para esto?, pues en principio tener mucha paciencia porque te costará el doble corregir la conducta. Comienza por hacer que tu perro entienda que el “líder de la manada” eres tú y no él, puedes conseguirlo con un sencillo paso, sirve su comida siempre después de que tú hayas comido

Si quieres hacerlo muy obvio entonces llena su bol con pienso, colócalo en un lugar al que él no pueda acceder y justo al lado del bol, mientras el animal te observa, come cualquier cosa (una fruta, una galleta etc) y después coloca el bol en su lugar habitual para que él coma. Repite este proceso durante al menos una semana, de este modo le das a entender al animal que no son iguales y que él tiene su momento para comer y tú el tuyo

Nuestra comida nunca debe quedar al alcance de la mascota, pues hará lo que sea para obtener un pedazo de pollo o de carne y cualquier otra cosa que le parezca agradable. De preferencia no permitas que el animal entre a la cocina cuando estés preparando alimentos ni que esté cerca cuando estén comiendo, así evitaremos ataques de ansiedad y glotonería

Muchos perros adoran robar comida de la basura, para evitarlo coloca tu contenedor dentro de un armario y asegúrate de que está bien tapado, de esta forma el animal no podrá acceder a él. Si consigue el modo de hacerlo puedes encontrar en las tiendas de animales un producto especial, no tóxico, de sabor amargo que sirve justamente para corregir este comportamiento

El animal debe comprender que robar comida no es correcto, por eso cuando lo encuentres haciéndolo debes tomarlo delicadamente y de forma enérgica decirle NO, de este modo entenderá que no debe hacerlo. Puede que tengas que repetir esta acción varias veces antes de que corrija su conducta

En la calle, cuando paseas a tu perro, es mucho más difícil evitar que hurgue en los contenedores y papeleras, por eso deberás tener mano muy firme para controlarlo y alejarlo de estos lugares cuando notes que se dispone a buscar comida

Si tienes un cachorro no olvides que los perros tienen la capacidad de desarrollar hábitos muy rápido, si lo has acostumbrado a darle comida humana de vez en cuando y premiarlo con alimentos que no son propios de su consumo es normal que el perro los aprecie. Mientras más firmes seamos durante los primeros meses, mejor conducta tendrá el animal a medida que vaya creciendo.

Publicaciones relacionadas

Sin Comentarios

Deja una Respuesta