Cómo saber si mi perro está deshidratado

Como en el caso de los humanos, la deshidratación en las mascotas resulta muy peligrosa, poniendo en riesgo su salud y su vida si no es atendida a tiempo. Pero a muchas personas les cuesta saber si su perro está deshidratado.

La mascota puede resultar deshidratada debido a que no ingiere suficiente líquido o a que alguna condición le ha hecho perder más agua de la que ha tomado. Los vómitos o la diarrea suelen ser enfermedades que hacen que nuestro perro pierda demasiado líquido. Al mismo tiempo durante los meses de más calor nuestra mascota debe aumentar la ingesta de agua, de lo contrario corre el riesgo de sufrir de deshidratación.

Una señal inequívoca de que tu perro está deshidratado se esconde en su piel. Un buen consumo de agua hace que la misma sea elástica, por eso toma un poco de piel de tu perro ubicada cerca de su hombro, o en la parte baja de la cervical, y realiza un pliegue. En mascotas hidratadas la piel vuelve enseguida a la normalidad, pero si a tu perro le falta agua la piel demorará un poco más en volver a su posición normal, indicando que le falta elasticidad y por tanto líquido.

Cuando tu animal luce aletargado, le cuesta correr o caminar y no está muy activo, conviene tocar su nariz, si está seca probablemente tenga un cuadro de deshidratación.

Para asegurarte puedes revisar además sus encías, si no lucen húmedas sino resecas, y a su lengua también le falta humedad, el perro está deshidratado.

Ante un caso de deshidratación lo más importante es que tu perro recupere el líquido y los minerales que ha perdido. Intenta darle agua, pero suminístrala poco a poco para evitar que vomite. Muchas veces tras episodios de diarreas y vómitos los perros se resisten a ingerir cualquier cosa, en ese caso puedes administrar el líquido con una jeringa sin aguja de manera constante a lo largo del día.

Otra buena alternativa es darle un caldo de pollo o de carne ligero, que contiene vitaminas, minerales y además le ayudará a hidratarse. El olor puede hacer que el animal se sienta estimulado a beberlo de forma más sencilla.

Por último hay una alternativa sencilla y segura: el suero líquido para bebés, que es apto para perros. Éste es especialmente útil si el animal ha presentado muchos vómitos y diarrea. Sin embargo antes de hacerlo puedes consultar a tu veterinario para que te recomiende la marca más adecuada.

Si ante todas estas alternativas tu perro sigue sin consumir líquidos y luce cada vez más apático y enfermo, debes llevarlo con urgencia al veterinario. Es muy importante que el animal recuperé los líquidos perdidos o su salud estará en riesgo.

Publicaciones relacionadas

Sin Comentarios

Deja una Respuesta