Educador canino y adiestrador canino: ¿Cuáles son las diferencias?

Educador canino y adiestrador canino: ¿Cuáles son las diferencias?

Educador canino, adiestrador canino, psicólogo canino, entrenador canino, especialista en modificación de conducta canina, técnico de conducta canina, adiestrador canino y muchos otros nombres que se ha dado a los profesionales que se encargan del cuidado o al adiestramiento de los perros. Estos dos términos crean mucha confusión hasta hoy en día porque parece ser lo mismo, pero para nada es lo mismo. En somos Muy Perros somos educadores caninos y si estás aquí es porque necesitas aclarar tus dudas, necesitas saber cuáles son las diferencias entre un cuidador y un adiestrador canino. En este artículo tratamos de aportar más claridad a todo este jaleo. ¡Desliza!

Clara diferencia

Para empezar, según la Real Academia Española (R. A.E.):

  • Adiestrar: 1) Hacer diestro, enseñar, instruir. 2) Amaestrar, domar a un animal.
  • Educar: Enseñar los buenos usos de urbanidad y cortesía.

En este sentido se hace una clara distinción entre dos partes importantes en el mundo del adiestramiento canino: el adiestramiento y el cuidado. Y aunque para educar un perro hay que saber adiestrar, no hace falta saber adiestrar (aunque sería interesante hacerlo). Pero vamos al grano. Vamos a explicar qué es cada cosa, a qué se dedica cada profesional y resumir sus diferencias.

Adiestrador profesional de perros

Podemos hablar de sentarse, subir una escalera, tomar un martillo, bajar la escalera, ponerlo en la caja de herramientas, cerrar la caja y llevarlo al estante de la habitación contigua. Esto es adiestramiento. Es decir, todos los trucos y habilidades que se le quiere enseñar al perro, la mayoría de las competiciones deportivas en las que, bajo señales más o menos claras o concretas, se exigen determinados ejercicios, propiocepción o estiramientos corporales, forman parte del adiestramiento canino.

¿Qué implica ser un buen adiestrador canino?

Ser un buen entrenador o adiestrador de perros implica una serie de aspectos como:

  1. Conocer la comunicación canina a un alto nivel para entender “lo que está pasando” durante el adiestramiento.
  2. Ayudar al bienestar físico del animal, dependiendo de la edad y necesidades específicas del individuo.
  3. Gestionar con gran facilidad los registros de los entrenamientos realizados y saber reconocer la información que nos envían los perros.
  4. Conseguir comportamientos fiables y duraderos con el menor estrés y coste posible para el perro.
  5. Cubrir extensamente los diferentes tipos de refuerzos relevantes para el perro y construya otros nuevos según sea necesario.
  6. Minimizar el tiempo y los recursos para lograr los objetivos de capacitación con una tasa de éxito maximizada.

Educador profesional de perros

Las dificultades de los perros hay que afrontarlas de forma global, buscando las razones o los motivos del comportamiento que no queremos y eligiendo la forma más eficaz y menos invasiva, a través de los métodos y herramientas a nuestro alcance, para realizar los cambios que buscamos en ellos. Una persona que trabaja como cuidador de perros sabe cómo solucionar y cambiar la realidad de los perros con miedo, mucha ansiedad, ingesta de piedras o ataques a personas o perros, por nombrar solo algunas de las muchas formas en que podría ser. Un educador canino influye en la parte emocional del perro y ayuda a que se tenga en cuenta para encontrar el equilibrio y el punto de partida para una vida plena y en crecimiento.

¿Qué significa ser un buen educador de perros?

Está implícito que un educador canino sepa capacitarse para armarse de las herramientas necesarias para poder pensar en el cambio de comportamiento, por lo tanto, debe contar con conocimientos para:

  1. Reconocer las necesidades psicológicas, físicas y emocionales y proporcionarles los ejercicios y la terapia necesarios para su favorable desarrollo, sabiendo elegir en cada momento los más adecuados a su contexto individual.
  2. Utilizar la psicología humana para involucrar y motivar a la familia humana del animal a administrar terapias de una manera simple, factible y clara adaptada a sus necesidades.
  3. Saber identificar posibles problemas veterinarios que estén afectando o puedan afectar el comportamiento del perro derivado a una clínica veterinaria de confianza.

Un educador canino busca encontrar la solución a los problemas de cambio de conductas no deseadas en los perros y proponer situaciones prácticas para que puedas hacerte una idea mental de las posibilidades que existen antes de juzgar de forma diferente todos los problemas de los perros por la misma razón. En Somos Muy Perros somos educadores caninos en Murcia y nos enfocamos en ayudar a perros y familias que tienen problemas que no pueden resolver sin la ayuda de un profesional. ¿Cómo lo hacemos? A través de un proceso que facilita la adquisición de conocimientos y habilidades, con el objetivo de ayudar al perro a desarrollarse como un individuo autónomo, optimista, feliz y de fácil adaptación al entorno en el que debe desarrollar su vida. En definitiva, la educación canina va mucho más allá del adiestramiento canino.

Entonces, ¿Cuál es la diferencia entre adiestramiento y educación canina?

Adiestrar a un perro significa enseñarle que haga ciertos comportamientos a la orden como sentarse, tumbarse, andar junto a nosotros.  En cambio, educar a un perro significa enseñarle a manejarse en el entorno que le ha tocado vivir sin crear conflictos a los demás. Por lo tanto, si tenemos un perro con una conducta mala o indeseada como puede ser la agresividad, ladridos, destrozos, etc., que queremos modificar, es mucho más acertado pensar en que necesita educación que adiestramiento.

Related posts

Comentarios ( 2 )

  • Susan

    Hola Raul
    Sorprendentemente mi yorkie de 9 años, en el estado de confinamiento está mañana , tarde y pretende tambien la noche , jugar con la pelota. Le paseo 2 veces como antes, pero es verme en el Pc o en el sofá y reclamar mi antención para que le tire la pelota, y no para de ladrar hasta que lo consigue, mis regañinas le dan igual , se calla unos segundos y vuelve a ladrar estrepitosamente. Me altera porque no puedo hacer mis tareas. No entiendo su actitud y él es el que me tiene a merced de su caprichos atemorizada por sus constantes ladridos donde los vecinos no le aguantan. Se calla solo en sus siestas. Agradeceria enormemente un consejo. Muchas gracias

Deja una Respuesta

2 × 5 =

Call Now Button