Cómo cuidar a mi perro sordo

Cómo cuidar a mi perro sordo

Si has adoptado o tienes un perro sordo le estas dando una oportunidad a un animal que se lo merece, que puede ser igual que otro perro y quererte lo mismo, y seguramente por su discapacidad podría tener menos posibilidades de encontrar un hogar. La clave con cualquier perro y también con un perro sordo es la paciencia, pero sobre todo la compresión. Una buena comunicación es muy importante, pero también debes saber qué tipos de cuidados debes tener.

Los cuidados de tu perro en cuanto a salud son iguales que para todos los perros. Necesitará sus vacunas y sus visitas periódicas al veterinario, así como mantener una buena higiene y alimentación.
Deberás tener algunos cuidados en la calle puesto que tu perro no puede reaccionar ante los posibles sonidos que le avisen del peligro, como el sonido del claxon de un coche. Por eso cuando salgas a la calle con tu perro llévalo siempre atado con la correa y suéltale solo en espacios donde no exista ningún tipo de peligro y lo puedas tener controlado.
Tu perro sordo no oye, pero observa mucho. Aprovecha esto y crea un lenguaje especial para comunicarte con tu perro. Te sorprenderás lo rápido que será capaz de entenderte, eso sí, ten paciencia porque no lo conseguirás de la noche a la mañana.

Para evitar que se asuste cuando llegues a casa, enciende y apaga las luces para que sepa que has llegado pero si está dormido no le toques mientras duerme ya que puede asustarse, acércate y pega con el pie en el suelo para que las vibraciones le avisen de que ya has llegado.

El cuidado por excelencia para tu perro sordo es el cariño. Cuánto más cariño le des más fuerte será vuestro vínculo. Comprende su situación y dale herramientas para comunicarse y y así fortalecer su relación día a día.
Refuerza con premios, elogios y abrazos las conductas positivas de tu perro sordo. Además juega con él para que sea un perro activo y feliz.

Lleva a tu perro sordo a sus consultas con el veterinario para que le haga un buen seguimiento de su sordera y no dudes en consultarle cualquier duda.