Perros y estado de confinamiento

¡Hola a tod@s!

Durante el estado de emergencia y confinamiento en casa, he recibido algunas llamadas de muchos de vosotros, preocupados por el bienestar de vuestros perros, sobre todo de aquellos que no llevan muy bien el quedarse solos, ya que actualmente pasáis muchas horas juntos y les puede costar más adaptarse de nuevo a la rutina una vez que esto pase.

Pues bien, aquí van tres consejos sobre qué hacer durante estos días de confinamiento para que nuestros perros estén lo mejor posible y no repercuta en su bienestar en un futuro cercano.

Los perros que tienen problemas para poder quedarse solos, en un mayor porcentaje y debido a mi experiencia, son perros que habitualmente nunca pasean sueltos y que su vida está demasiado conducida por su humano.

Quizás este humano tiene miedo de que le pase algo, ha tenido alguna mala experiencia o, en definitiva, no se fía de que su perro vuelva o se escape.

En casi todos los casos que he tratado esto es un denominador común y, una de las herramientas para mejorar su bienestar es poder hacer un trabajo interno nuestro para superar el miedo a poder soltarle durante el paseo en una zona segura.

Vivimos unos momentos donde nuestro entorno más inmediato ha cambiado drásticamente, ya no hay coches circulando, ni tantas personas por la calle, así que es el momento ideal para hacer la prueba.

¿Porque es tan importante que mi perro vaya suelto?

Perro paseando sin correa

Si uno de nuestros problemas es que nuestro perro anda apegado a nosotros y le cuesta quedarse solo, un paseo donde sea él el que dirige sus propios actos y dirección es el mayor acto de independencia que puede conseguir un perro a lo largo del día, pensad que el resto del día está confinado en casa sujeto a nuestras normas y rutinas de comida, descanso, juego y salidas.

Muchos me diréis que está prohibido llevar al perro suelto y esas cosas, pero seguro que no muy lejos habrá algún lugar donde se pueda hacer con seguridad y sentido común para que nuestro perro pueda disfrutar de mayor autonomía.

Además, insisto en que en estos momentos el riesgo de peligro ha disminuido, ya que debido al confinamiento hay menos gente en movimiento. ¡Es el momento ideal!

Una vez que nuestro perro esté suelto es importante tener en cuenta que no debemos estar todo el rato llamándole y diciéndole cosas, si no nuestra correa imaginaria seguirá presente y podría ser aún más incómodo el paseo para él si lo hacemos con demasiada intensidad verbal, demandando a cada momento su atención.

Es un buen momento para observarle y disfrutar de su libertad explorando el entorno, disfrutar juntos de un agradable paseo en libertad y en silencio.

Otro punto donde os voy a dar un consejo es dentro de casa, normalmente los perros que tienen un vínculo afectivo muy intenso con su humano suelen recurrir a estar en demasiados momentos del día buscando llamar la atención de su humano para interactuar con él, esto es especialmente intenso en perros de alrededor de 1 año.

Esto puede ser debido a muchas causas, y podría ser motivo de un análisis más minucioso, pero os dejaré este consejo que, en cualquier caso, podría seros de gran ayuda.

¿Qué es lo que más le divierte a un perro estando en casa y aburrido?

Perro jugando con un juguetePues objetos novedosos que poder explorar y con los que llamar la atención, por eso recurren en muchas ocasiones a entrar en dormitorios y coger zapatillas o prendas que normalmente no tienen a su alcance y que, por despiste, están por allí.

Pues bien, si sabemos esto os invito a jugar con ventaja y os aseguro que os lo pasareis muy bien observándole. Allá vamos…

Nuevos objetos, nuevas experiencias

Selecciona algunos objetos que ya no utilices, como prendas, palos, piñas u objetos del reciclaje del hogar que vayáis a tirar, en mayor medida que sean materiales nobles en base a madera, algodón etc., en definitiva, lo más inocuo en caso de que lo pueda ingerir.

Haz acopio de ellos en un saco vacío de pienso o en una bolsa de todo cuanto podáis.

Pues bien, cada día, y a diferentes horas, sin que vuestro perro os vea, dejad 2 o 3 objetos en lugares diferentes de la casa para que él los encuentre por casualidad, y esperad a ver su reacción.

Ya me lo imagino diciendo… uumm, ¿pero bueno esto qué es?

No tardará en cogerlo con la boca y llevárselo a su lugar favorito para explorarlo y roerlo. En esos momentos, nosotros solo observaremos, como que no sabíamos nada de que eso estaba allí, y el incrédulo se lo llevará a buen recaudo.

De esta forma, estamos gestionando recursos y entorno de cara a satisfacer sus necesidades de exploración y dando mayor autonomía a sus propias decisiones, en vez de ir detrás de él dando voces por si ha cogido esto o lo otro que no debía.

Pues bien, recordad que este ejercicio es bueno realizarlo varias veces al día para aumentar el nivel de enriquecimiento y autonomía de nuestros perros en casa.

Puede que a algunos les sepa a poco el objeto pero con el tiempo aprenderemos a valorar cuales son los más aptos y los de mayor interés para nuestro perro.

Humanos favoritos

Perro con su dueñaMás datos que os puedo revelar de mi experiencia en casos de este tipo es que, normalmente, el perro tiende a estar más vinculado a un humano que a otro, en este caso y por estadística pura, suele estarlo más al género femenino.

Esto es, en gran medida, debido a que posiblemente sea la persona que más satisface sus necesidades diarias, como dar de comer, salir de paseo, caricias, etc.

También puede ser debido a que la intensidad en la interacción y el vínculo emocional de esta persona con el perro sea demasiado intensa y, el perro, en consecuencia, aprenda a relacionarse con ella de esa forma, para lo cual, y si nuestro objetivo es ayudarle, cuando tenga que permanecer solo será fundamental que ese tipo de relación afectiva disminuya de intensidad y deje más espacio a la autonomía de ambos.

Sabiendo esto, buscaremos un equilibrio en la relación con los diferentes humanos que convivan con el perro y crearemos un plan de rutinas donde todos intervengan en la cobertura de sus necesidades por igual.

Esto quiere decir que todos deben sacar de paseo, poner la comida y mantener el mismo grado de intensidad afectiva “sana” posible. Esto es muy poco objetivo pero seguro que sabéis de lo que hablo.

¡Empezad a practicar y contadme vuestra experiencia!

¡Más consejos en el próximo post!

Publicaciones relacionadas

Comentario ( 1 )

Deja una Respuesta

Call Now Button